Fabian CreativeFabian CreativeFabian Creative
(Lunes- Viernes)
hola@fabiancreative.cl
Valparaiso, Chile
Fabian CreativeFabian CreativeFabian Creative

De por sí es difícil viajar en un avión durante muchas horas, por los cambios de horario y el cansancio, pero que un niño vaya gritando y llorando lo hace todavía más complicado, sobre todo cuando es uno de esos niños que no se cansan y siguen sin que nada pueda calmarlos. Lo peor de todo el asunto es que no hay nada qué hacer, a menos que sea tomar un paracaídas y lanzarte del avión.

Henry Beasley viajaba de Nueva Zelanda hacia Alemania, en un vuelo de 29 horas, más de un día de estar en los aires y con los gritos de un pequeño, quien seguro también estaba cansado y aburrido y esa era su forma de expresarlo. El chico tuvo que poner a prueba su paciencia y, al final, decidió que lo mejor era tomarlo con el mejor humor posible y compartirlo a través de redes sociales.

Henry grabó un video con varios momentos en los que se escucha el llanto del niño mientras a él le tiembla un ojo y va haciendo algunos comentarios como: “Rendimiento estelar. Resistencia increíble. 10/10”, para señalar que durante horas y horas, el niño siguió gritando, lo que no le permitía descansar y, claro, tampoco al resto de los pasajeros.

Este hombre es parte de la banda Balu Brigada y quería descansar o al menos disfrutar la vista mientras viajaba, pero era algo imposible. Conforme avanza el video, que es un breve resumen de lo vivido durante horas, el rostro de Henry se ve cada más cansado, aunque siguió grabando para ver si al menos esto le ayudaba a mantener la calma.

El video se volvió viral y los comentarios no tardaron en llegar, entre quienes criticaron que no se debería llevar niños en vuelos tan largos y quienes dicen que no les importaría pagar más por ir en un vuelo en el que no vayan niños. Al final de cuentas, el menos responsable es el niño, ya que estaba molesto y no encontró otra forma de hacerlo notar, aunque esto no solo le haya arruinado el vuelo a Henry, sino a todos los pasajeros.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja Un Comentario