Fabian CreativeFabian CreativeFabian Creative
(Lunes- Viernes)
hola@fabiancreative.cl
Valparaiso, Chile
Fabian CreativeFabian CreativeFabian Creative

De entre las criaturas que han inspirado más sueños o provocado más pesadillas, sin duda, los insectos se llevan las palmas por tratarse de los seres más resilientes, organizados y numerosos del reino animalia sobre la faz de la Tierra. Además, hay que decir que el miedo y respeto que inspiran está perfectamente merecido porque entre sus filas albergan al animal más peligroso del mundo.

Chiquitos pero picosos (y picadores, los desgraciados), estos son los 11 insectos más peligrosos del mundo, que están garantizados para crear nuevos traumas y horrores. Venenos, toxinas y enfermedades, estos seres parecen haber sido creados para no dejarnos dormir tranquilos o atormentar nuestra existencia, pues algunos han azolado países o regiones enteras. Sí, hay varias arañas, aunque sorprendentemente no son las peores del grupo.

11. Viuda negra

Viuda negra

Claro, tiene un nombre fenomenal y terrorífico, así como su icónico “reloj de arena rojo” en el abdomen, otorgándole una estampa tremenda, pero la verdad es que hay pocas muertes asociadas con la picadura de la viuda negra, aunque causa terrible dolor y nauseas. Además, vive en regiones templadas del mundo entero, convirtiéndola en una de las arañas cosmopolitas y de los animales más peligrosos del mundo, con un veneno 15 veces más potente que el de la serpiente de cascabel.

10. Mosca tsé-tsé

Mosca Tsetse

Tendrá un nombre muy lindo (también se le llama glossina), pero el mal que puede transmitir, la enfermedad del sueño (tripanosomiasis), es cosa seria y potencialmente fatal. La mosca es hematófaga y durante la mordida que usa para alimentarse, enferma a su víctima. El padecimiento es de origen parasitario y afecta al sistema nervioso central, provocando un sueño irresistible de día y desvelo de noche. La enfermedad evoluciona hasta generar coma y la muerte en el huésped del parásito.

9. Chinches besuconas

Chinche besucona

Ya en el espíritu de Halloween, los también llamados bichos vampiro, los triatominos o bichos besadores, son conocidos así por su tendencia a picar cerca de los labios, implantando al terrible parásito Tryoanosoma cruzi (T. cruzi), responsable de la enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana, una condición potencialmente mortal que provoca trastornos cardíacos y digestivos, que pueden llevar a una muerte súbita.

8. Hormiga bulldog

Hormiga bulldog

La hormiga toro u hormiga bulldog es de las más agresivas sobre el planeta (probablemente de los animales más beligerantes del mundo, incluso tomando en cuenta al humano). Su ataque es irrefrenable y constante cuando se deciden a crear su marabunta y no le tienen miedo a los humanos. Cuando atacan, sus dolorosas picaduras venenosas son administradas repetidas veces, en rápida sucesión y atraviesan la piel, quedándose adheridas con sus poderosas mandíbulas. Se han reportado muertes de hombres adultos que ocurren luego de 15 minutos del ataque sin tregua de estas hormigas.

7. Abejas africanizadas

Abejas africanas

Las abejas africanas y la descendencia de abejas que se han cruzado con linajes africanos son legendarias por su implacabilidad y la saña con la que atacan a sus víctimas, humanas o de otro tipos de animales. Atacando en enjambres, persiguen coordinadamente a sus víctimas por distancias de unos cuatrocientos metros. Sus víctimas humanas mortales, que se cuentan por los miles, recibieron alrededor de diez veces más picaduras que quienes fueron atacados por abejas europeas.

6. Atracidae

Australia Araña de tela de embudo

Sí, otra araña, y sí, es mortífera. La araña de tela de embudo ha provocado muertes a los 15 minutos de entrar en contacto con sus víctimas, recibiendo el título de la araña más venenosa en el Libro de los récords Guinness. Hay que notar que los machos de este bicho oriundo de Sídney, Australia (tenía que ser) son bastante más ponzoñosos que sus hembras, en un radio de cuatro a seis veces, pero, aun así, apenas 0.2 mg de veneno por kilo de la víctima son suficientes para matar a un mamífero.

5. Mosca negra

Mosca Negra

Quién lo diría, las moscas son sumamente terribles para la salud y las moscas negras, sumamente comunes en flujos de agua africanos, especialmente en los que son frecuentes en aldeas remotas, causan la “ceguera de río” a quienes reciben repetidamente su picadura. El mal provoca severa comezón, debilidad visual y desfiguración de la piel y, a largo plazo, ceguera permanente.

Además de todo eso, no es cosa de solo una pequeña región, sino que reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han mostrado que cerca del 99 por ciento de las poblaciones de 31 países africanos han sido infectados con ceguera de río, que también es parasitaria y a veces es tratada con quimioterapia preventiva.

4. Garrapata de patas negras

Garrapata de patas negras

Portadoras de múltiples y mortales enfermedades como la de Lyme, babesiosis, anaplasmosis y tularemia. Si uno de estos desagradables polizones te chupa sangre durante más de 48 horas y es huésped de la bacteria responsable de la enfermedad de Lyme, lo más seguro es que te enfermes de este mal que tiene secuelas hasta años después de la infección e incluyen inflamación (meningitis), parálisis de Bell, entumecimiento y debilidad muscular, lo que lleva a problemas cardíacos, latidos irregulares, inflamación ocular, hepatitis y fatiga intensa.

3. El gusano de la muerte

El gusano de la muerte

Ya descansando de arañas y bichos chupasangre, llegamos con la oruga más venenosa del mundo que luce el ominoso epíteto de “gusano de la muerte”. La lonomia obliqua es encontrada en selvas tropicales de América del Sur y son inconfundibles con sus largas púas que son capaces de atravesar la piel humana. Además, tienen una coloración marrón o verde y su ponzoña ha causado muertes humanas, que ocurren tras unas veinte dosis, pero el hecho de que cada una de sus numerosas espinas pueda administrar veneno independientemente vuelve a este bicho un peligro mortal.

2. Avispa cazatarántulas

Pepsini

Si alguna vez has tenido pesadillas con tarántulas, quizá te preguntes si las tarántulas tienen pesadillas… y, bueno, de ser así, sin duda, estas avispas serían las protagonistas de cada mal sueño de los arácnidos. Las pepsini, también conocidas (muy aptamente) como avispas cazatarántulas, son las crueles secuestradoras del mundo animal: paralizan a una tarántula, la arrastran a su madriguera y le introducen un huevo en el cuerpo para luego emparedarla.

Posteriormente, el huevo eclosiona al más puro estilo alien, devorando desde dentro a la pobre víctima de secuestro. Además de todo eso, su picadura es una de las más dolorosas del mundo animal, causando tal suplicio que un investigador dijo de su propia experiencia “te incapacita para todo, menos para gritar de agonía”, aunque el dolor intenso dura “apenas” unos tres minutos.

1. Mosquito anopheles

Mosquito anofeles

Llegamos al pináculo del peligro y los horrores con el animal que ostenta el título de “más peligroso”: el mosquito anopheles. Este es el vector de enfermedad más importante en el mundo y transmite la horrorosa malaria, que ha hecho estragos en poblaciones de todo el mundo, causando anemia, fallas hepáticas, con fusión, hemorragia cerebral, coma y muerte. Unas 290 millones de personas son infectadas por hembras del mosquito y las víctimas mortales suelen ascender a 400 mil personas cada año.

Uno diría, “pues ojalá que nuca tenga que lidiar con este monstruo”, pero lo triste del asunto es que este bicho está en, literalmente, todos lados y se encuentra especialmente presente en zonas templadas, tropicales y subtropicales, donde causa estragos que se traducen en la mayor cantidad de muertes entre los humanos causadas por un animal… y eso que en teoría podríamos aplastarlo con un solo dedo.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon

Deja Un Comentario